dimarts, 4 de juliol de 2017

El oscuro negocio de las facturas ilegales en el Hospital del Mar

El pasado 7 de Junio se inauguraron los nuevos servicios de urgencias del Hospital del Mar. Al acto acudieron, con su mejor sonrisa, el President Carles Puigdemont, el Conseller Antoni Comín y la Alcaldessa Ada Colau.  



El nuevo edificio se anuncia como una mejora importante de la atención urgente en la ciudad de Barcelona… pero no ha traído consigo un cambio de las prácticas de exclusión sanitaria que continuamente se producen en este hospital: tal y como hemos denunciado recientemente, se sigue facturando la visita urgente a personas extranjeras en contra de los protocolos del CatSalut y en contra del Real Decreto Ley 16/2012. Además en el nuevo edificio de Urgencias  han desaparecido los carteles del CatSalut que anunciaban que “Totes les persones residents a Catalunya tenen garantida l'atenció sanitària”

  
Estas prácticas nos recuerdan al dramático caso de Sabrina, a la que exigieron pagar 200 euros si quería ser visitada. Al no tener ese dinero, Sabrina tuvo que marcharse sin ser atendida, y no consiguió visitarse hasta 3 meses después, momento en el que descubrió que tenía un linfoma, y que ese linfoma se había extendido por todo su cuerpo.

Los responsables últimos de la facturación en las urgencias del hospital del Mar son los trabajadores de la empresa International Care Patient Assistance (ICPA), una empresa privada subcontratada por este hospital público. Tal y como ha explicado a prensa el hospital, esta empresa trabaja “a comisión”: cuanto más factura a los extranjeros, más gana

Este ánimo de lucro ha llevado a esta empresa a tratar a personas residentes en Catalunya como si fueran turistas,  facturando  y cobrándoles la atención urgente aunque no dispusieran de recursos económicos. Todo esto contraviene la normativa del CatSalut, ya que estas personas tienen derecho a la atención urgente gratuita, pero la empresa ICPA les ha llegado a cobrar hasta 3500 euros de forma ilegal: una buena ganancia económica a costa de negar un derecho básico. Así lo explicó la hija de Rosa el pasado 15 de junio en la Cadena SER: L'Hospital del Mar torna a cobrar l'atenció a urgències a un immigrant sense papers

También han llegado a cobrar 1000 euros a una familia argentina por atender a su hijo con una bronquitis grave. Y no les cobraron más porque la familia no disponía de más dinero, ya que les pidieron hasta 5000 euros.  Esta facturación es contraria al RDL 16/2012 y a la normativa del CatSalut que garantizan la atención urgente gratuita a todos los menores de edad, siempre que no estén cubiertos por un seguro médico (tarjeta sanitaria europea, seguro de viaje…) 



Estos dos casos recientes indican que la empresa ICPA prefiere cobrar por la atención urgente y llevarse su comisión antes que aplicar los protocolos de facturación del CatSalut. Ambas familias han declarado a los medios de comunicación que empleados de ICPA les amenazaron con la expulsión del país si no pagaban la factura.








Fuente de las fotos. Cadena SER, La Vanguardia y El Diari de la Sanitat
Ante las reclamaciones presentadas, la empresa ICPA ha respondido mintiendo descaradamente, negando los hechos, y responsabilizando a otros de sus propios fallos, sin reconocer que no aplica los protocolos del CatSalut.


El mismísimo Conseller de Salut Antoni Comín reconoció en el pleno del Parlament que se habían producido estas ilegalidades, pero les restó importancia diciendo que el hospital había reconocido su error y que con la aplicación de la reciente ley de la universalización de la sanidad en Catalunya esto no volverá a pasar. Su discurso fue muy diferente a las declaraciones del pasado 15 de Mayo, cuando prometía actuar con mano dura sobre quien incumpliera la normativa del CatSalut. Le pedimos al Conseller que cumpla su palabra,más hechos y menos declaraciones para la galería.  

Respecto al Ajuntament de Barcelona, la PASUCat lleva dos años denunciando la facturación indebida de las urgencias en el Hospital del Mar frente a la Comissionada de Salut. Pero parece que se enteran ahora de cómo funciona la facturación, pues declaran en prensa que “ha estat arran d’aquest últim cas que el consistori, que té una representació del 40% en el consorci, ha tingut coneixement que la facturació a turistes es gestiona a través d’aquesta empresa externa. “Hem demanat discutir-ho en les properes reunions amb la gerència”

Pensamos que el Ajuntament no ha tomado las medidas necesarias para acabar con estas facturas, aunque el Plan de choque de Barcelona en Comú incluía garantizar que los centros sanitarios de la ciudad no incumplen la legislación que estipula que todas las personas que residen en Barcelona tienen derecho a la atención urgente”

Ante la recurrencia de facturaciones indebidas en el Hospital del Mar e incluso de amenazas a los pacientes afectados, hemos pedido al Hospital del Mar, al Ajuntament de Barcelona y al CatSalut que  tomen medidas contundentes y efectivas para acabar con esta situación.  Asimismo, les hemos solicitado que se abra una investigación sobre las irregularidades detectadas en la praxis de la empresa ICPA, responsable de la facturación al paciente extranjero tanto en el Hospital del Mar como en el Hospital Sant Pau de Barcelona, donde también se han denunciado irregularidades en la facturación de las urgencias a personas extranjeras.

Creemos que en el modelo de Sanitat Universal que defiende el Conseller de Salut, no cabe una empresa más preocupada por asegurar su beneficio económico que los derechos básicos de los pacientes, haciendo de nuestra salud su oscuro negocio.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada